Se buscan: personas hartas de la mediocridad para darles giro 180 grados

“No te ahogues en un vaso…”

No recuerdo donde lo escuche. Pero el eco de esas 6 palabras me persiguen a donde voy. 

Porque a veces exageramos la dificultad de la hazaña. O lo complicamos sin ser necesario.

Por mucho tiempo me dedique a estudiar, a leer, a crecer. 

Como dicen unos cuantos…estaba invirtiendo en mi mismo.

Y tarde o temprano me di cuenta que el tiempo pasaba y a pesar de aprender tanto, mi vida no estaba cambiando. Me pregunté la famosa pregunta que ya deberías tener más que grabada, tatuada, quemada en tu mente…

¿Por que?

Y fue en ese momento que me di cuenta que estaba ahogándome, pero no en un vaso de agua, si no un mar de información.

Donde quiera que mires vas a encontrar cantidades exorbitantes de información…de contenido…

Cada vez hay más.

Tristemente la cantidad de chatarra y mentiras también se multiplica como plaga.

Y ese es el punto. 

Que a veces, (no siempre), pero estoy seguro que más veces que menos…

Lo que tienes que hacer es…

Tomar el paso, a pesar del miedo del “qué dirán”…que no eres lo suficientemente bueno…que eres un impostor.

En fin, las mil y dos dudas que suelen flotar en tu imaginación que solo te estancan.

Hacen que se te vaya el clutch, frene el carro y se apague en tercera a media avenida, en plena hora de tráfico. 

Y estás allí sentado en el asiento de piloto, preguntando “¿que paso?”

En algún momento vas a darte cuenta que no necesitas más información…

No necesitas más clases…más libros…más practica…más estudios…más expertos…más cursos en línea…más ideas…más títulos….más esto, ni el otro, ni nada.

Lo que necesitas…

Y lo único que te puede ayudar…

Es tomar accion.

Hay algo curioso (entre muchas otras curiosidades) que los humanos hacemos. Es no tomar acción porque pensamos que no tenemos las herramientas para hacerlo. Tiene un nombre en la psicología, sesgo de información. (segun Google translate eh…)

Buscamos mas información cuando eso no nos ayuda a tomar mejores decisiones. Menos información, puede ser mejor.

Y aunque lo que pensamos no es cierto, nos convencemos que no estamos listos y no actuamos. 

Ese fue mi error, pero no tiene que ser el tuyo.

Dicen que no hay suficiente tiempo en la vida para cometer todos los errores uno mismo así que lo mejor es aprender de las metidas de pata de los demás.

Toma mi metida de pata y guárdala en tu bolsillo. Aprende de ella.

No necesitas aprender más para hacerlo…

No necesitas que una empresa o universidad te de un título…

No necesitas que alguien diga que vales la pena o que estás listo…

No necesitas nada de eso…

Y aquí…justo aquí…

La ironía de la vida…

Que mientras más ignoras esa voz en tu cabeza o las que están a tu alrededor, te vas dando cuenta que al tomar acción, todo cambia….mejora. Y ganas y aprendes aún más rápido.

Si. Vas a tener altos y bajos. 

Que aburrida la vida si no. 

Veras, son esos momentos que te brindan historias, chistes, lecciones para doblar y empacar en tu maleta. Y cuando sea el tiempo adecuado, las sacas y las compartes con el mundo.

¿Capish?

Lo único que tienes que hacer en este instante, es actuar.